La regla de oro del bloguero: creación = difusión

La regla de oro del blogger: producción = difusión

Todos los que hemos sido blogueros primerizos hemos cometido el mismo error: dedicar más tiempo a la producción de los posts que a su difusión. Para no volver a tropezar en la misma piedra, creé mi propia “regla de oro”: la regla 45/45 para el blogger. Más adelante te explico por qué 45% y no 50%: ¿dónde está el 5% restante? Sigue leyendo…

Primer mandamiento del blogger: dedicarás tanto tiempo crear tus contenidos y como a darlos a conocer

Yo lo sé, tú lo sabes, pero en algún momento a todos nos ha pasado:

… le ponemos tanto mimo a los contenidos, dedicamos tiempo a buscar las mejores keywords, el título con más gancho, las imágenes más llamativas,…

… dedicamos tantas horas a encontrar un enfoque apropiado para el público objetivo, a pulir la redacción para conseguir el objetivo del post (informar, entretener, persuadir)…

… que cuando lo publicamos estamos demasiado exhaustos para darnos cuenta de que el trabajo no ha finalizado, que todo el esfuerzo no sirve de nada si no echamos el resto en la difusión.

Por eso, grábatelo a fuego, tatúatelo o simplemente ponte un post-it: el mismo tiempo que emplees en la creación, lo dedicarás a la captación de tráfico - Tuitéalo , la notoriedad y la fidelización de usuarios, es decir, la difusión.

Es decir, que si entre investigar, contrastar información, redactar y maquetar, invertes 3 horas a un artículo, como mínimo debes dedicarle otras 3 a conseguir que dicho artículo sea leído y compartido.

Digo como mínimo porque puede que haya casos en los que, por el tipo de contenido, los canales usado o simplemente, por necesidad de mejorar tus estadísticas, requiera que le dediques más tiempo aún a la difusión que a la creación. Lo que es seguro es que nunca debes dedicarle menos tiempo.

¿Por qué 45/45 en lugar de 50/50?

De letras tenía que ser…

La regla del blogger dice que hay que dedicar el mismo tiempo a crear que a difundir, pero no dice que sean las dos únicas actividades imprescindibles. Después de publicarlo y conseguir que sea leído, aún queda tarea por hacer: has de medir y optimizar.

Mido, luego existo

¿Cómo sabes que has alcanzado tus objetivos, que la difusión ha sido suficiente y que la publicación ha sido satisfactoria? Midiendo.

Si no mides los resultados, es como que tus contenidos no existen. - Tuitéalo

Optimizo, luego mejoro

Y si solamente te limitas a recabar métricas de Google Analytics, Facebook Insights, Twitter Analytics, Hootsuite, pluggins como Shareaholic y demás herramientas de medición, ¿para qué te sirve conocer los datos? Esa información tiene sentido sólo si se usa para optimizar.

Por todo ello, la regla del blogger completa es 45/45 + 5/5:

  • 45% creación
  • 45% difusión
  • 5% medición
  • 5% optimización

¿Que la tuya es 41/41 + 9/9?

La cifra es lo de menos, lo que importa la idea global: dedicarás tanto tiempo crear tus contenidos y como a darlos a conocer, y reservarás una porción menor para medir y optimizar.